FILOSOFÍA SIFFCO

SIFFCO declara que el fundamento de su accionar como prestador de servicios de consultoría empresarial se expresa en los siguientes principios:

Creemos que la trascendencia de cualquier iniciativa de servicio se estriba en mantener un comportamiento íntegro en todos los aspectos de nuestra vivencia.  Aunque toda acción humana es por naturaleza falible creemos que la honestidad y la franqueza acompañada de respeto por la dignidad humana es la de las inversiones más valiosas en la tranquilidad nuestra y de nuestros clientes.

Partiendo del concepto clásico expuesto por Michael Porter en los años 90.  Interpretamos el fenómeno empresarial como una cadena de actividades ejecutadas de manera secuencial y transversal que generan valor a los clientes o usuarios e ingresos a los empresarios.

Hoy en día es imposible negar que la tecnología es materia fundamental en cualquier decisión de estrategia empresarial.  Sin embargo, aconsejamos tratar a la tecnología como medios para lograr finalidades estratégicas u operativas.

Creemos en que la materialización de una estrategia empresarial tiene como catalizador la ejecución consistente de acciones ordenadas que paulatinamente van produciendo resultados.

Las operaciones de intercambio que generan los ingresos o gastos de la empresa para ser aprovechadas es su totalidad no deben ser tratadas como simples ventas o pagos sino que han de viajar a lo largo y ancho de la cadena de valor de manera estable de tal forma que los empresarios no pierden tiempo ni recursos pagando incendios sino que tengas espacios para desarrollar sus negocios.

Las herramientas de planificación de recursos empresariales, ERP (Enterprise Resource Planning) por sus siglas en inglés, proveen en sus funcionalidades las mejores prácticas del mundo empresarial y aunque entendemos que cada empresa es distinta, la gran mayoría de sus procesos tienden a estándares que funcionan que permiten adoptar las prácticas de la herramienta.  Por supuesto, siempre hay un grado de personalización pero adaptar un ERP para operaciones particulares solamente es aconsejable para procesos muy especiales.